Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Suprema de pollo a la Maryland

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (16 votos, promedio: 3,44 de 5)
suprema_a_la_maryland
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Preparación : 10 min aprox.
Cocción : 15 min aprox.
Compartir/Guardar

Muchas comidas tienen un origen lejano, pero con el tiempo se van arraigando profundamente en la gastronomía de otros lugares. Un caso emblemático es el de la suprema de pollo “a la Maryland”, que aunque tiene su procedencia en EEUU, es un clásico de la gastronomía argentina.
Los platos preferidos por el público van cambiando con el paso del tiempo. Sin embargo, este plato, que en una época estuvo tan de moda, es simple y riquísimo y aún se puede encontrar en los restaurantes. La suprema a la Maryland estuvo por largos períodos a la cabeza de los pedidos, mientras en las casas se la reservaba para ocasiones especiales
Parece que este plato nació en el estado del mismo nombre, en la costa este de los Estados Unidos, a principios del siglo xx. Muchas familias de Maryland tienen sus propias recetas de herencia para este plato, y sigue siendo una especialidad regional en los restaurantes de la orilla oriental.
Se trata de una milanesa frita de pollo que se sirve con distintas guarniciones. Por aquí quedaron las bananas y el choclo como toque que suma dulzura al plato.
Esta receta es fácil de preparar, con una mezcla de sabores atractivos y apetitosos.

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • ½ lata de choclo cremoso
  • ½ cebolla picada
  • 1 diente de ajo
  • 2 bananas
  • 2 huevos
  • 1 cda de harina
  • 150 cc de leche
  • 100 g de queso rallado
  • sal y pimienta c/n

Preparación

  1. La suprema se logra de sacar las dos partes al costado del esqueleto del pecho(pechuga) del pollo. Cada una de las mismas se corta cuidadosamente con un cuchillo en dos mitades para que queden más delgadas. Se aplana y ya esta lista.
  2. Preparamos la suprema de la misma forma que una milanesa, es decir, rebozamos pasándolas por huevo batido con los condimentos que nos gusten y pan rallado, aplastando fuertemente con la palma de la mano. Reservamos.
  3. Pelamos las bananas, pasamos por jugo de limón (para que no se oxiden y se pongan oscuras). Pasamos por harina, huevo y pan rallado. Reservamos.
  4. En una sartén con un chorrito de aceite o una cucharadita de manteca, colocamos el ajo y la cebolla picados bien chiquito. Llevamos al fuego por 5 minutos. Incorporamos choclo, leche, harina y salpimentamos. Revolvemos y cocinamos otros 5 minutos.
  5. Por último agregamos el queso rallado y dejamos en fuego bajo unos minutos más para que espese y tome cuerpo.
  6. Mientras se va cocinando esta crema de choclo, freímos las bananas en abundante aceite caliente hasta que se doren suavemente de ambos lados. Retiramos y colocamos en una bandeja con papel absorbente.
  7. A continuación freímos las supremas en aceite caliente hasta que se doren ligeramente de ambos lados, cuidando que queden bien cocidas por dentro. Escurrimos en una bandeja con papel absorbente para que queden sequitas.
  8. Servimos inmediatamente. Para ello disponemos las supremas en platos individuales (una en cada plato) acompañada con una banana frita, un huevo frito y una porción de la crema de choclo.

Para servirla como en los restaurantes, habría que agregarle arriba de la suprema una feta de panceta frita o jamón cocido y sobre ella una tira de morrón. Como guarnición, la crema de choclo, banana y huevo frito y papas fritas paille (opcional). Algunos también agregan arvejas.

Consejos
Debemos elegir bananas maduras pero firmes, es decir que no deben estar verdes ni demasiados maduras.
Es conveniente pasar por harina los filetes de pollo y las bananas antes de pasarlos por huevo batido y pan rallado, de esta manera no absorberán tanto aceite.

Deja un comentario