Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Pancitos caseros

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (22 votos, promedio: 4,50 de 5)
pancitos_caseros
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Preparación : 20 min aprox.
Cocción : 25 min aprox.
Reposo : 50 min aprox.
Compartir/Guardar

Estos son unos pancitos ideales para hacer cuando nos quedamos sin pan y nadie quiere ir hasta la panadería. Son rápidos y salen pocos por las cantidades que les doy para cada ingrediente. Yo los hice chiquitos porque normalmente aparece alguno de mis hijos y como a ellos les gusta el pan casero, debo compartirlo y siempre se llevan alguno.
Podemos dividir la masa solo en dos porciones y así saldrán mas voluminosos y parecidos al tradicional pan casero que se consume, o al menos se consumía en mi niñez en el campo. Nostalgia mediante, les aclaro que no solo sirven para el almuerzo, sino, muy especialmente para una rica merienda o acompañar unos mates calentitos en las tardes otoñales que se nos están viniendo.
La foto de presentación de esta receta no hace más que recordar esa rebanada de pan con manteca espolvoreada con azúcar (¡¡¡que rico!!!) o algún dulce, que nos daban nuestros mayores en el campo. Espero que lo hagan y disfruten de este pan como lo hacemos con mi familia.

Ingredientes

  • 500 g de harina
  • 4 cdas de grasa
  • 200 cc de agua
  • 25 g de levadura
  • ½ cdta de azúcar
  • sal c/n

Preparación

  1. Para hacer el fermento, en un recipiente colocamos la mitad del agua tibia, la levadura, dos cucharadas de harina y el azúcar. Con un tenedor batimos bien para disolver todo, tapamos y dejamos fermentar aproximadamente diez minutos. Este tiempo dependerá de la temperatura ambiente.
  2. En un bol colocamos la harina y la sal, revolvemos bien, hacemos un hueco en el centro y colocamos la grasa, el fermento y de a poco vamos incorporando el agua restante, mientras con la mano vamos uniendo todo hasta formar una masa suave, que no se nos pegue en los dedos.
  3. Espolvoreamos la mesa con harina y amasamos durante unos cinco minutos. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
  4. Desgasificamos, formamos los panes del tamaño deseado, colocamos sobre una placa, cubrimos y dejamos leudar nuevamente hasta que duplique su volumen.
  5. Antes de llevar al horno con un cuchillo bien filoso hacemos los cortes en la parte superior. Llevamos a un horno suave durante 25 minutos.

Deja un comentario