Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Mermelada de naranja

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (48 votos, promedio: 3,65 de 5)
mermelada_de_naranja
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Preparación : 20 min aprox.
Cocción : 120 min aprox.
Reposo : 1440 min aprox.
Compartir/Guardar

A dos de mis hijos y a mí, nos encanta la mermelada de naranja. Normalmente cuando tengo tiempo me dedico a hacer alguna. Los gustos van variando y como no podía ser de otra manera, de naranja había probado varias recetas. Hasta ahora ninguna me había conformado, hasta que hice esta que realmente sale muy rica y es fácil de hacer.
Uno de mis hijos me dijo que se parecía mucho a una que compramos, pero que es muy cara. Especial para acompañar una rica tostada o un pan con manteca o en alguna torta.
En mi caso no me quedó casi nada porque la regalé a mis amistades. Pronto tendré que volver a hacerla.
Recomendación: las naranjas deben ser de piel bien fina y dulces. No sirve la de ombligo, ni ninguna otra.

Ingredientes

  • 7 naranjas
  • agua c/n
  • azúcar c/n
  • 1 gasa

Preparación

  1. Cortamos las dos puntas y descartamos. Cortamos en rodajas lo más finita posibles, mientras vamos separando y reservando las semillas.
  2. Colocamos en una fuente de vidrio, cubrimos con agua y dejamos reposar durante 24 horas a temperatura ambiente.
  3. Tomamos las semillas, las envolvemos con la gasa, hacemos un paquetito, las colocamos en un recipiente, le agregamos agua hasta cubrirlas y las reservamos.
  4. Pasadas las 24 horas, pesamos las naranjas con todo el líquido. Colocamos en una cacerola que no se pegue y le agregamos la ¾ parte del peso en azúcar.
  5. Volcamos el líquido y las semillas al mismo recipiente. La semilla larga la pectina que ayuda a la coagulación de la mermelada.
  6. Llevamos a fuego moderado revolviendo cada tanto. Debe cocinarse durante hora y media a dos horas. Para saber cuando está en un plato colocamos una cucharada, pasamos el dedo por el centro y la consistencia debe ser tal que no se debe volver a juntar. Si por algún motivo se llegara a secar mucho, se le puede agregar un poquito de agua y se deja un ratito más al fuego.

Deja un comentario