Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Canelones de verdura y ricota

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (33 votos, promedio: 3,94 de 5)
canelones_verdura_ricota
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 12
Comensales : 6
Preparación : 30 min aprox.
Cocción : 10 min aprox.
Compartir/Guardar

Vivo en el mismo barrio desde hace muchos años, desde que nació mi hija, hace casi 30 años, es un lugar muy tranquilo, un típico barrio residencial, a solo un par de kilómetros del centro de la ciudad, cada casa tiene un árbol en su vereda, por lo que el verde y las flores de cada uno adorna nuestros días cuando el sol besa sus copas.
Por otro lado el aroma de todo este verde no siempre predomina, ya que muchas veces suelo dejar abierta la ventanillla de la puerta del frente y los aromas de mi cocina me delatan. En numerosas ocasiones mis vecinos me tocan timbre solo para saber qué es eso que estoy cocinando y que huele tan bien. Por supuesto que hay otras veces que esa pregunta es solo una excusa y se terminan llevando parte de lo que estoy cocinando. Por suerte tengo una muy buena relación con mis vecinos y con el correr de los años esto se ha extendido a sus hijos, a quienes he visto crecer desde los tiempos en que no podían caminar solos.
Tal es el caso de Ana Laura, la hija de una vecina que se casó hace unos pocos meses y se vino a vivir al barrio donde vivió toda su vida, pero esta vez desde la vereda de enfrente.
Ana Laura tenia unos amigos a cenar y me pidió que le preparara estos canelones de verdura que ahora comparto con ustedes. Al otro día de la reunión apareció por casa, muy contenta y agradecida ya que la velada había sido un éxito al igual que los canelones que fueron muy elogiados por todos. Ella los acompaño con una salsa de crema y puerro, y aros de lomo al vino, las recetas con las que se puede combinar son literalmente cientos, de a poco las iremos viendo juntos.

Ingredientes:

  • 1 paquete de acelga hervida y picada
  • 1 pimiento rojo o verde picado
  • 2 cebollas de verdeo picadas
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 huevo
  • sal, pimienta y nuez moscada
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • 300 gr. de ricota (requeson) o queso crema
  • Aceite cantidad necesaria
  • Harina o pan rallado cantidad necesaria

Preparación

  1. En una cacerola colocamos un poquito de aceite a calentar, agregamos la cebolla, el pimiento y el ajo todo picado bien chiquito y lo cocinamos (revolviendo de vez en cuando) hasta que la cebolla está transparente.
  2. Cuando la cebolla está en ese punto agregamos la acelga también picada bien chiquito o procesada directamente eso es a gusto de cada uno.
  3. Dejamos calentar un poquito y agregamos la ricota, mezclamos bien para que se integre todo y luego echamos el resto de los ingredientes: el queso rallado, la harina (en principio 1 cda) y el huevo.
  4. Cocinamos un poco más y mientras le agregamos los condimentos que deseen, yo en este caso agregué sal, nuez moscada y pimienta.
  5. Una vez todo cocido, retiramos del fuego y dejamos enfriar tiempo que aprovechamos para hacer los panqueques o podemos hacerlos el día anterior.
  6. Para rellenar los panqueques debemos untar el relleno por toda la superficie dejando un espacio libre (como quise indicar en una de las fotos) en uno de los extremos para que al cerrarlo no se nos salga el relleno.
  7. Una vez untado, enrollamos con cuidado pero con firmeza, haciendo un poquito de presión para que el canelón quede bien ajustado y sin aire dentro pero sin romperlo.
  8. A medida que los vamos armando nos conviene ir acomodándolos en la bandeja que llevaremos al horno o en la cacerola que los vayamos a cocinar para no andar moviéndolos mucho y que se nos desarmen.
  9. Cuando terminamos todos los canelones, cubrimos con la salsa elegida y llevamos al horno con un poquito de queso rallado para gratinarlos.

Así estamos listos para llevar a la mesa una delicia, fácil de hacer, y con la que quedarán como los dioses con su familia o invitados…a probar.

Mis secretitos:
Cuando vayan a picar la acelga asegúrense de escurrirla muy pero muy bien para sacarle toda el agua sino eso nos puede aguar el relleno.

Si ven que el relleno está muy líquido podemos agregar un poco más de harina o pan rallado que cumple la misma función (absorbe el agua) y no altera el gusto.

Cuiden que la capa de relleno que coloquen no sea muy gruesa para que no les dificulte cerrarlos, al untar toda la superficie nos aseguramos que tengan bastante relleno.

Cuando hagan la salsa, ésta debe estar más espesa que para otras pastas porque sino humedece el panqueque y se ablandan.

Por último les recomiendo que los panqueques y el relleno los pueden prepara antes, y aún los canelones pueden armarlos y tenerlos en la heladera, pero la salsa se la colocan en el momento que vayan a cocinarlos por lo que les dije antes: para que no se ablanden.

Deja un comentario