Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Buñuelos

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (335 votos, promedio: 4,09 de 5)
Bu%C3%B1%C3%BAelos
Dificultad : Muy fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 30
Preparación : 15 min aprox.
Cocción : 30 min aprox.
Compartir/Guardar

Día lluvioso en Santa Fe, y en mi familia un día así tiene un significado especial. Y no estoy hablando de quedarse en la cama como una remolona, ni tampoco que es un día ideal para tirarse en un sillón y mirar esa película clásica que ya vimos tantas veces pero que nos encanta. No, para mi familia estos días tiene otro sentido. Día lluvioso es día de tortas fritas, y para acompañar las tortas fritas a veces hago estos buñuelos que están para morirse. Mate calentito, tortas fritas, buñuelitos, charla amena, que mas se puede pedir?
Digamos que en días así nos olvidamos un poco de la dieta, hacemos una excepción, se nos pierden la hojita con las recomendaciones de la nutricionista, en fin, nos damos un gusto. Después de todo, hay que vivir, hay que disfrutar, hay que sentirse bien, porque si el alma está contenta y nos damos algún gusto de vez en cuando, las cosas cotidianas las tomamos de otra manera, y andamos mejor por la vida, con otra cara, felices, y eso se nota. Siempre digo que tenemos que disfrutar las cosas buenas de la vida y esquivar las malas, agradecer lo dichosos que somos y no lamentarnos cuando las cosas no salen como queremos. Después de todo… Siempre que llovió, paró. :-)

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 2 cdtas de ralladura de limón
  • 50 cc de leche
  • 300 g de harina leudante
  • grasa o aceite c/n

Preparación

  1. Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura hasta que quede bien espumoso.
  2. Agregamos la leche, y de a poco comenzamos a incorporar la harina. Debe quedar una preparación sostenida, no líquida.
  3. Tomamos una cucharita de postre, la pasamos por la grasa o aceite y luego vamos retirando porciones de masa que colocamos en el aceite o grasa bien caliente.
  4. Cocinarlos hasta que estén dorados y darlos vuelta. No hay que cocinar muchos a la vez para poder darlos vuelta y que se cocinen parejo.
  5. Retirarlos y colocarlos sobre papel absorbente. Dentro de los buñuelos se pueden agregar pasas de uva o trocitos de dulce de membrillo.

Deja un comentario

251 Comentarios

  1. adolfo dice:

    nos van a salir riquisimos