Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Albondigas de pollo

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (27 votos, promedio: 3,93 de 5)
albondigas_pollo
Dificultad : Muy fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 30
Preparación : 15 min aprox.
Cocción : 20 min aprox.
Compartir/Guardar

Hace unos días me llegó un comentario de Sofi (que me puso muy contenta), donde me decía que su negocio había crecido gracias a algunas recetas del blog. Resultó ser que en su comercio vendía pollos y ahora también comercializa algunas preparaciones con pollo, listas para cocinar (hamburguesas, arrollados, etc), lo que le da un rendimiento extra porque utiliza todas las partes del pollo, que de otra forma se desperdician porque no sabemos como utilizarlas.
A eso apunto yo. A serles útiles y con un poquito de voluntad nos ayudamos entre todos. Y pensando en esta gente recordé que todavía no había presentado las albóndigas. Normalmente las preparo cuando hay algún cumpleaños, sirviéndolas con algún aderezo, para lo cual hay que hacerlas chiquitas para que sirvan como bocadito. Como verán en la foto, hay dos tamaños, las grandes las pueden hacer en salsa y las chicas, fritas para servir en copetín.
Son muy prácticas porque se pueden preparar temprano y cocinarlas sobre la hora, además son especiales para cuando hay chicos, porque les parecen muy divertidas si las presentamos con palillos y usamos un poco nuestra imaginación.

Ingredientes

  • 600 g de carne de pollo picado
  • ½ cebolla picada
  • 1 huevo
  • 1 cda de condimento para pizza
  • 2 cdas de perejil y ajo
  • sal c/n
  • 3 cdas de pan rallado
  • aceite c/n
  • pan rallado para rebozar c/n

Preparación

  1. Procesamos o picamos bien chiquita la cebolla. Colocamos en un bol todos los ingredientes, revolvemos para unir bien y probamos para cerciorarnos que esté bien condimentada.
  2. Colocamos en un recipiente bastante pan rallado. Con una cucharita vamos retirando porciones de la mezcla, la pasamos por el pan rallado y con la palma de la mano vamos formando las albondiguitas.
  3. Si las hacen para copetín tienen que ser bien chiquitas, o de lo contrario tamaño normal. Las primeras se fritan en aceite y las otras se pueden cocinar directamente en una salsa.

Deja un comentario