Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Tostadas lactales

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
tostadas_lactales
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Preparación : 40 min aprox.
Cocción : 35+7 min aprox.
Reposo : 120 min aprox.
Compartir/Guardar

El pan es un alimento básico para los argentinos y por ello, no puede faltar en cada mesa, ya sea fresco o tostado. Podemos elegir el pan o la tostada, que sin duda son del agrado de todos e infaltable en cada desayuno para iniciar el día con energía.
Algunos pensarán ¿que conviene comer para no engordar? La tostada no es otra cosa que una rebanada de pan que fue sometida a calor y por ello, desecada.
Las razones que llevan a utilizar la tostada en reemplazo del pan en los planes de adelgazamiento se debe a que la tostada, al tener una textura distinta, más crocante y mayor consistencia, exige masticación al ingerirla, nos llevará más tiempo y éste mayor trabajo por parte de nuestra boca se traduce en una sensación de saciedad mayor.
En casa podemos preparar las tostadas con el pan de nuestro gusto hecho con nuestras manos con un costo muy bajo. De esta cantidad de masa sale un pan grande y otro chico.

Ingredientes

  • 500 g de harina común
  • 250 cc de agua tibia
  • 50 g de azúcar
  • 50 g de leche en polvo
  • 20 g de levadura
  • 70 g de manteca
  • 1 cdta de malta o miel
  • 1 cdta de sal fina

Preparación

  1. En un bol ponemos las ¾ partes de la harina. En el centro colocamos la leche en polvo, sal, azúcar, malta, levadura y manteca. Con la mano vamos tomando la masa mientras agregamos el agua tibia formando una masa tierna.
  2. Llevamos a la mesada espolvoreada con poca cantidad de harina y amasamos por unos diez minutos, sin romper la masa, con movimientos de derecha a izquierda, apretando con la parte final de la palma de la mano (junto a la muñeca). Pasado ese tiempo debe quedar una masa lisa y tierna.
  3. Llevamos al bol y cubrimos con papel film hasta que duplique su volumen.
  4. Luego desgasificamos y estiramos en forma rectangular.
  5. De un extremo vamos enrollando, apretando bien con los dedos el borde de la parte de adentro. Al finalizar colocamos en un molde de budín o alargado (para dar la forma deseada), enmantecados o con rocío vegetal.
  6. Presionamos bien la masa para que tome la forma del molde. Con un palito de brochete o similar, pinchamos en varias partes para sacarle el aire.
  7. Dejamos leudar hasta que duplique su volumen.
  8. Pintamos con huevo mezclado con un poquito de leche y llevamos a un horno a 170 ºC por unos 35 minutos.
  9. Una vez bien doradito, retiramos y podemos volver a pintar.
  10. Una vez frío cortamos en rodajas finas y acomodamos en una bandeja para horno.
  11. Llevamos a un horno a 170ºC por unos 7 minutos. Deben quedar doraditas de los dos lados. En mi caso yo las tuve que dar vuelta.

Deja un comentario