Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Pancitos o chips

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (37 votos, promedio: 3,84 de 5)
Pancitos
Dificultad : Muy fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 50
Preparación : 15 min aprox.
Cocción : 15 min aprox.
Reposo : 60 min aprox.
Compartir/Guardar

Aquí en la Argentina es muy común que para los casamientos el servicio de catering (o de comida, para decirlo en criollo) ofrezca a la hora del trasnoche una pata tiernizada o flambeada; y que la sirva con pequeños panes y salsas variadas para preparar sandwiches. El flambeado de un plato es todo un espectáculo en si mismo, y si uno presencia en una fiesta el flambeado de una de esas patas, con luces apagadas y el aroma que desprenden los jugos de cocción de semejante manjar, comienza a hacerse agua la boca.
Estos pancitos o chips caseros son ideales para ese tipo de acontecimiento. Pueden ver la pinta que tienen, y de sabor no se quedan atrás. En mi caso, que mis hijos no pueden estar si no comen pan y viven haciéndose sandwiches con lo que encuentren en la heladera, me vienen bárbaros. Pueden hacerlos de la forma y el tamaño que necesiten, porque pueden usarlos para otros rellenos como ser un chorizito antes del asado, uno de fiambre y queso en el desayuno, un peceto de cerdo fileteado, hamburguesas, milanesas, en fin, de todo. Espero que les gusten y los prueben porque próximamente también les voy a dejar algunas recetas para hacerlos saborizados, que también quedan buenísimos.

Ingredientes

  • 30 g de levadura
  • 200 cc de agua
  • 70 g de azúcar
  • 35 g de leche en polvo
  • 2 huevos
  • 50 g de margarina
  • 500 g de harina
  • 1/2 cdta de sal

Preparación

  1. Disolvemos la levadura en la mitad del agua tibia, agregar 1 cucharadita de azúcar que se retira del total indicado. Dejamos reposar 3 minutos.
  2. Agregamos la leche en polvo, el resto del azúcar, los huevos y la margarina blanda, mezclamos bien (siempre con cuchara de madera).
  3. Incorporamos la harina cernida con la sal, de a poco alternando con el agua, puede que no haga falta echar toda.
  4. Formamos un bollo tierno, amasamos bien y cubrimos con un trapo. Dejamos descansar hasta que duplique su volumen.
  5. Colocar sobre la masa y sacarle un poco el aire, con apenas harina estiramos de 1/2 cm de espesor y cortamos con el cortante deseado.
  6. Ponemos en placa enmantecada dejando una pequeña distancia.
  7. Cubrimos y dejamos duplicar su volumen otra vez.
  8. Pintamos con yema y un poco de agua.
  9. Llevamos a horno fuerte 15 minutos aprox. y listos para acompañar lo que quieran.

Deja un comentario