Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Masitas de azúcar negra

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (6 votos, promedio: 3,00 de 5)
masitas_azucar_negra
Dificultad : Muy fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 60
Preparación : 10 min aprox.
Cocción : 8 min aprox.
Reposo : 60 min aprox.
Compartir/Guardar

¡Por fin terminó la semana! Llega el “fin-de” y es como que el aire es distinto, sobre todo para la gente que trabaja toda la semana. Se espera este momento con ansias; dejar a un lado todos los papeles, las agendas, las responsabilidades, aunque más no sea por un par de días.
Por estos lados estamos empezando a tener algunos días fresquitos, otros ventosos o muy grises. Está ideal para encerrarse, tirarse en un sofá o en la cama, y mirar una peli. Por supuesto que no sin antes prepararse un té o café y acompañarlo con unas ricas galletitas como éstas.
Esta receta es una versión de las que aquí conocemos como lenguas de gato, que es una masa básica de masitas. A mí un día se me ocurrió probar como quedarían con azúcar negra, que me había sobrado de una torta negra (que ya se las daré), y les da un sabor y un color distinto y muy rico.
El azúcar impalpable también se conoce como azúcar molida o azúcar flor, y el azúcar negra creo que vendría a ser el azúcar morena, igual lo pueden hacer con azúcar rubia de última.

Ingredientes

  • 100 gr. de manteca
  • 120 gr. de azúcar impalpable
  • 120 gr. de azúcar negra
  • 2 yemas
  • 200 gr. de harina común
  • ralladura de 1 limón

Preparación

  1. Colocamos la manteca blanda en un recipiente y le agregamos los dos tipos de azúcar.
  2. Mezclamos hasta obtener una crema arenosa.
  3. Añadimos las 2 yemas y la ralladura de limón, mezclamos bien.
  4. Agregamos la harina en dos veces y ya tenemos lista la masa.
  5. Llevamos a la heladera 1 hora aproximadamente.
  6. Retiramos de la heladera y estiramos sobre una mesa del grosor que quieran las masitas.
  7. Cortamos las masitas. Yo utilicé unos cortantes, pero pueden utilizar lo que tengan a mano.
  8. Las ubicamos sobre una placa enmantecada y enharinada y las llevamos a horno suave unos 8 minutos aprox.
  9. Retiramos del horno, sacamos de las placas y guardamos, si es que no se las comen antes, como me pasa siempre a mí.

Secretitos:

  • Si vemos que la masa está muy blanda y no se puede estirar, agreguen harina sin miedo.
  • Las dos yemas se pueden reemplazar por un huevo.

Deja un comentario