Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Mamón en almíbar

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (14 votos, promedio: 4,50 de 5)
mamon_en_almibar
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Compartir/Guardar

Consultando wikipedia veo que el nombre científico del mamón es Carica papaya. En otros lugares del mundo es conocido como “papaya”, “melón de árbol”, “lechosa” o “fruta bomba”.
Me estoy enterando ademas que este es uno de los postres de la gastronomía popular paraguaya y del nordeste argentino.
Sinceramente yo aprendía a hacerlo, porque hace unos treinta años, cuando vinimos a vivir a la casa donde hoy habitamos, al final del patio había una planta de mamón que periódicamente daba sus frutos que yo aprovechaba para hacer este dulce.
Con el tiempo me cansé de la suciedad que producía cuando los frutos maduraban y se caían de la planta, haciendo un enchastre en el piso. Así fue que cortamos la planta pero al poco tiempo apareció una en la casa del vecino junto al tapial de casa, por lo que seguimos teniendo mamones y suciedad en el piso por varios años.
Por suerte ya la planta desapareció, solo que el que la extraña es mi marido que era el principal consumidor del mamón en almíbar.
Rico, pero de altísimo valor calórico. Para consumir con moderación.

Ingredientes

  • 1 kg de mamón limpio
  • 1 kg de azúcar

Preparación

  1. Pelamos los mamones y cortamos por la mitad. Si tiene semillas las retiramos. Raspamos un poquito la parte de adentro para sacarle lo áspero que tiene. Cortamos en tiritas o cuadraditos.
  2. Pesamos el mamón y esa misma cantidad es la que debemos utilizar de azúcar.
  3. Colocamos en una olla que no se pegue, de fundición de hierro o de teflón. Agregamos el azúcar y dejamos un mínimo de 6 horas o de un dia para otro. Pasado ese tiempo quedará como si se le hubiese hechado agua. Es que durante ese tiempo, el mamón va liberando el agua que contiene.
  4. Tapamos, llevamos a fuego mínimo y cuando rompa el hervor cocinamos por 3 horas más. Apagamos y dejamos enfriar.
  5. Pasadas unas 3 horas como mínimo o de un día para otro, llevamos nuevamente a fuego lento y cocinamos hasta que vean el mamón transparente y el almíbar esté bien espeso. Ver foto.
  6. Retiramos y dejamos enfriar. Al retirar se le puede agregar una cucharadita de esencia de vainilla o algunos le ponen un clavo de olor.
  7. Guardamos en frasco bien tapado en la heladera.

Deja un comentario

11 Comentarios

  1. estela dice:

    GRACIAS POR LAS RECETAS SON FACILES Y DELICIOSAS VOY A VER COMO ME SALE EL MAMON EN ALMIBAR

  2. elisa dice:

    quisiera saber si es verdad que se preparan los mamone cuando estan verdes?

  3. Nidia dice:

    Angela: El mamón verde se hace en almíbar, los maduros son para hacer dulce. Suerte.

  4. tengo mamones verdes ¿que hago? sirven para hacer los en almibar? dice:

    como lo puedo hacer de ser posible hacerlos verdes, o debo esoerar

  5. hector dice:

    espero que resulte la receta. No sabia lo de volver a cocinar después de reposar 3 horas.

  6. Nidia dice:

    Viviana: Se debe consumir dentro de los 30 días, salvo que hagas el proceso adecuado para esterilizar y/o pasterizar el producto, lo que permite conservar por un año. Suerte.

  7. Viviana dice:

    Quisiera preguntar cuanto tiempo se lo puede conservar sin que se eche a perder?

  8. Nidia dice:

    Florencia: Me podés escribir a: recetassimples@gmail.com . Suerte.

  9. Nidia dice:

    María: Muchas gracias por tus conceptos y de tomarte el tiempo de escribir todo eso tan lindo que dijiste, que llena el corazón y dá fuerza para seguir adelante, sabiendo que somos útiles a alguien. Esa fue nuestra idea al iniciar este blog, para volcar toda la experiencia que uno va teniendo en la cocina y poder servir a los demás. Suerte y que Dios te bendiga.

  10. María dice:

    Estimada Nidia,
    Escribo en esta, tu última receta publicada, aunque dudo de que me ponga a hacer dulce de mamón, no porque me parezca feo (de hecho, no sé ni cómo sabe) sino porque me es casi imposible conseguir ese fruto en Uruguay, al menos en los mercados de frutas y verduras habituales. De todos modos, creo que escribiéndote aquí, en tu última actualización, es más seguro que te llegue mi mensaje.
    La razón por la que te escribo es porque desde que hace unos meses descubrí el blog, no he parado de visitarlo y de ir hacia atrás con el archivo para ver publicaciones anteriores para hacerme un cúmulo de recetas que voy probando en casa para familiares y amigos. Siempre me gustó la cocina, tengo 25 años y estoy preparándome para irme a vivir sola así que me viene muy bien practicarme más y conocer nuevos platos, aparte de que me gusta mucho leer tus introducciones a las recetas. Es como estar en el “detrás de cámaras” de tu cocina. Y es cierto eso de que la comida une a la gente, de que compartirla nos acerca más… y así como se nota que tu familia disfruta tanto de lo que cocinás (como la mía cuando prueba las recetas que te imito), también nosotros, los lectores y asiduos a este blog, disfrutamos de ese “plus” que significa el tener una receta de primera mano, compartida por alguien que ya la ha hecho y que se toma la molestia no sólo de contártela y de sacar fotos al proceso de preparación, sino también de abrirte su corazón para compartir contigo también su propia historia.
    Un gracias y un abrazo.
    Voy a darme una vueltita por el blog a ver qué idea me da para cocinar en el día de hoy…
    Saludos desde Montevideo,
    María

  11. Florencia dice:

    Hola, soy Florencia. Soy de Buenos Aires y descubri hace un tiempito tu ¿BLOG? Quisiera saber si lees estos comentaros o a donde podria escribirte unas palabras de agradecimiento, sin que “se entere todo el mundo”.

    Gracias y espero tu respuesta