Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

El horno de barro y su construcción

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (33 votos, promedio: 3,79 de 5)
Compartir/Guardar

mis hijos El horno de barro es un domo que se construye en el exterior, con barro o adobe, posee una entrada frontal y un orificio a modo de chimenea en la parte trasera (a un costado) para dejar escapar los gases de combustión. Para comenzar a utilizarlo se carga con leña, se enciende y se calienta por alrededor de una hora. Cuando se determina que se encuentra listo para cocinar se apartan las brasas a los costados de las paredes y se introducen los alimentos a cocinar. Se tapan tanto la entrada como la chimenea para conservar el calor y se espera a que esté listo. Como se darán cuenta esto es muy diferente a la clásica forma de cocinar un alimento en una parrilla y también en un horno de cocina, ya que la leña le da un sabor inigualable a los alimentos. Se puede cocinar todo tipo de preparaciones, desde pizzas y empandas hasta asados, pollos o cerdo.
mis hijos El verano pasado con mi familia alquilamos una casa quinta por varios días para pasar las vacaciones. Era una quinta grande, con una hermosa pileta, un quincho también muy espacioso, cómoda en todos los aspectos, pero una de las cosas que mas me gustó es que tenia un hermoso horno de barro. De mas esta decir que lo usamos en varias ocasiones para preparar todo tipo de platos. Me trajo muchos recuerdos de mi infancia en el campo ya que nosotros teníamos uno que no se enfriaba nunca, ya que se usaba todos los días.

Todo esto me dejó con la idea de volver a cocinar de esa forma, y ahora he estado investigando un poco y estoy con la idea de construir uno en el patio de casa. A continuación les paso algunas fotos y datos de la construcción que obtuve de diferentes fuentes.

Elementos a utilizar:

  • 200 Ladrillos comunes (no los huecos cerámicos), 100 para las patas y 100 para el domo, aproximadamente.
  • 50 baldes de Barro (70% tierra, y el resto pasto seco y bosta de caballo) Ni muy duro ni muy chirle, plástico.
  • 3 baldes de 20 litros de Vidrio molido
  • Sal gruesa c/n (depende del tamaño de molido del vidrio)
  • Tapa de hierro o fundición para la puerta
  • Para la loza son alrededor de 14 baldes de arena, 12 de piedra y 6 de cemento.

Pasos en la construcción:

  1. Se construye la base del horno, ya sea con pared de ladrillo o postes gruesos de madera a modo de patas. La altura recomendable es de 70 centímetros, para que luego el piso no quede tan alto.
  2. Se realiza una losa de hormigón armado de aproximadamente 1,5 metros de lado.
  3. Se hace una pileta con ladrillos como se ve en la foto de manera que el circulo interno quede de aproximadamente de 1 a 1,10 metros de diámetro
  4. Se rellena la pileta con vidrio molido y sal gruesa.
  5. Con una capa de ladrillos se hace el piso de cocción por encima de la pileta anterior. Estos ladrillos pueden ser refractarios sino los comunes también sirven.
  6. Se arma la boca del horno, realizando un arco con ladrillos, al estilo de los clásicos arcos romanos. Es importante hacer la boca ancha como para poder introducir al horno las bandejas para cocinar, pero no demasiado alta ya que generaría una perdida excesiva de calor. En este punto se debe tener en cuenta el tipo de puerta que se va a utilizar, se puede simplemente utilizar una puerta de metal con una manija o incluso utilizar una puerta de salamandra (como se ve en las fotos de hornos terminados). La puerta debe poder cerrarse herméticamente, de no ser asi se deberá utilizar un trapo para lograr el sellado a la hora de cocinar.
  7. Aquí comienza la construcción del domo, tal vez la parte mas complicada. En este punto es importante hacer la pared en varias partes, con 2 o 3 hiladas a la vez para que no se derrumbe. Tampoco se deben mojar los ladrillos. Existen varias formas de realizar este trabajo, pero las que mas me gustaron son estas:
    1. Ir formando la cúpula simplemente dejando volar un cuarto de ladrillo hacia el centro del horno, de esta forma el interior del mismo quedará escalonado. Esta es una forma fácil pero no tradicional, ya que ni calor ni el humo no se moverán tan fácilmente por el interior.
    2. La opción que mas me convence es realizar una estructura en madera o algún otro material para que soporte el peso de los ladrillos mientras se fijan. Los ladrillos deben cortarse en forma trapezoidal para que queden lo más cercanos posibles uno del otro y requiera la menor cantidad de barro posible.

    Se debe dejar un orificio de uno 10 a 15 cm. a modo de chimenea al 70% de la altura del horno, en la parte trasera, hacia uno de los lados.
    Todo esto se debe dejar secar varios días.

  8. Ahora viene el revoque exterior, que se realiza con el mismo barro. Se deben aplicar varias capaz delgadas, dejando secar las mismas antes de colocar otra, hasta un espesor de dos pulgadas (5 cm).
  9. Una vez terminado el revoque exterior se debe dejar secar varios días antes de encenderlo para curarlo. Cuando lo enciendan por primera vez pueden utilizar madera de ramas o cajones de fruta. No utilicen madera que contenga resina ya que el olor a la misma al quemarse se impregnará en los alimentos. Se debe avivar este fuego constantemente por alrededor de hora y media. Y ya esta listo para cocinar.

Espero que les haya interesado toda esta información que no fue fácil recopilar, y sobre todo que la utilicen, se de varios argentinos regados por el mundo que han puesto fotos de sus propias versiones de hornos, de todas ellas recopilé parte de estos datos. Muy pronto les voy a traer mas secretitos y espero que en algún tiempo les pueda mostrar mas de mis comidas cocinadas en mi propio horno.

Las fotos y parte de la información la saqué del horno que construyó Héctor Maselis, de Valentín Alsina – Lanús – Pcia. de Bs. As.

Deja un comentario