Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Donnas

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (20 votos, promedio: 4,60 de 5)
Donnas
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Porciones : 30
Preparación : 20 min aprox.
Reposo : 60 min aprox.
Compartir/Guardar

Los días de lluvia son un pretexto para encerrarse en la cocina y sorprender con alguna fritura dulce. Será que la imposibilidad de hacer muchas actividades nos obliga a estar metidos en casa y transforma a ese día en un momento especial para mimar a la familia con alguna exquisitez elaborada por nuestras propias manos.
En este caso con las primeras gotas recordé que todavía no había hecho las donnas para el blog y sabiendo lo que le gustan a mi hija decidí hacerlas yo y obsequiárselas a ella que como esta embarazada ha dejado un poco la cocina de lado.
Las pueden hacer rellenas de crema pastelera, aunque a la mayoría nos gustan pasadas por azúcar. Salen bien livianas y rinden mucho. Algunas las pasé por chocolate cobertura.

Ingredientes

  • 30 g de levadura
  • 100 cc de leche
  • 1 cdta de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cdta de vainilla
  • 80 g de azúcar
  • 500 g de harina
  • 50 g de manteca
  • aceite c/n

Tal como nuestro incomparable Jorge Luis Borges escribiera, “Que sin duda sucede en el pasado. / Quien la oye caer ha recobrado” y hacer algo dulce es el acompañamiento perfecto para rememoranzas. Bailar tango y jugar (partypoker.com español ) o dominó, pueden conformar una buena la tarde, fútbol o un buen paseo en un día soleado, pero lluvia y donnas son grandes socios

Preparación

  1. En un bol colocamos la levadura con la leche tibia, agregamos una cda de azúcar, disolvemos bien todo, espolvoreamos con harina y dejamos leudar 15 minutos.
  2. Agregamos los huevos, vainilla, azúcar y manteca. Unimos y vamos agregando la harina hasta formar una masa que no se pegue en las manos, pero que no sea dura.
  3. Tapamos y dejamos leudar hasta que duplique su volumen.
  4. En una mesa apenas enharinada estiramos hasta que quede de un centímetro de espesor. Con dos cortapastas de distinto diámetro cortamos la masa como se ve en la foto y dejamos leudar hasta que duplique de nuevo su volumen.
  5. Freímos en aceite neutro no muy caliente hasta dorar de ambos lados. Escurrimos sobre papel absorbente y podemos consumirlas al natural o pasadas por azúcar o bañadas en chocolate, glacé, etc.

Deja un comentario