Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Carne rellena al horno

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (58 votos, promedio: 3,76 de 5)
carne-al-horno-rellena
Dificultad : Moderada
Época : Todo el año
Porciones : 7
Preparación : 20 min aprox.
Cocción : 45 min aprox.
Compartir/Guardar

¿Quien no invita amigos a cenar? Es un clásico invitar una o dos parejas amigas para compartir una velada agradable. Y a la hora de elegir el menú las opciones son muy variadas. Siempre se puede llamar al delivery, pero qué ricas que son las comidas caseras cuando las compartimos con una buena charla de amigos, hasta parece que los sabores se acentúan. Debe ser porque cuando estamos bien, todo nos cae mejor, compartir con las personas que queremos es una necesidad y un privilegio que deberíamos practicar más seguido.

Una carne al horno con papas nunca falla, pero a veces si no tenemos cuidado y nos pasamos un poquito con los tiempos, la carne puede quedar seca e incluso ponerse un poquito dura. Para evitar esto es que podemos utilizar alguna clase de relleno que le aporte jugos e hidrate la carne mientras se cuece por dentro, dejándola aun más sabrosa y dándonos más tolerancia con los tiempos. Como siempre les digo, el relleno es a gusto de cada uno, en este caso son todos ingredientes que le dan un sabor espectacular a la carne, pero si quieren modificarlos, no lo duden. Además, si a todo esto le sumamos el añadido de un buen vino, el manjar es un hecho y casi se come solo.

Agasajen a sus amigos con este plato y después me cuentan…

Ingredientes

  • 1 colita de cuadril de 850 grs
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/2 pimiento picado
  • 3 cdas de queso rallado
  • 3 cdas de pan rallado
  • 1 huevo
  • 2 fetas de fiambre
  • 1 cda de perejil picado
  • 1 cda de mostaza
  • sal y pimienta a gusto
  • 1/2 botella de buen vino

Preparación

  1. Tomamos la carne con una de nuestras manos, bien firme, y clavamos el cuchillo en el centro.
  2. Con mucho cuidado lo vamos moviendo de un lado a otro para lograr un corte horizontal que no llegue a los costados de la carne, es decir, que no la abra al medio.
  3. Ahora vamos a formar el relleno, para eso colocamos en un recipiente todos los ingredientes juntos y mezclamos muy bien.
  4. Una vez que tenemos la carne y el relleno listos, comenzamos a rellenar de a poco haciendo presión cada vez que introducimos la preparación a la carne, para que al cocinarse quede todo bien unido.
  5. Cuando terminamos de colocar el relleno dentro de la carne, tomamos unos escarbadientes y sosteniendo con fuerza el extremo abierto los vamos pasando de lado a lado. Colocar tantos escarbadientes como haga falta, o si quieren pueden coserlo también, para ello vienen agujas especiales y un hilo de carnicero.
  6. Terminado esto colocamos la carne en una fuente aceitada y lo llevamos al horno hasta que empiece a dorarse, en ese momento es que se le echa el vino y se sigue cocinando.
  7. Cocinada la carne, sacamos los escarbadientes y cortamos las porciones con mucho cuidado, colocamos en una fuente y acompañamos con papas, ensalada, etc.

Secretitos

    Esta receta se puede hacer también con palomita, peceto, tapa de asado, tapa de nalga, etc.
    Los escarbadientes pueden pasarlos por aceite antes de colocarlos para que después sean fáciles de retirar.
    El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño de la carne, yo les aconsejo que cuando pinchan la carne y el jugo ya no es rosado es porque esta lista.
    Si quieren pueden utilizar el jugo que queda en la fuente cuando retiramos la carne como una salsita y echar sobre las porciones cortadas.
    Cuanto mejor sea el vino más rica les va a salir la comida, el límite lo pone el bolsillo, algunos recomiendan que sea un vino que se deje tomar, no compren el más económico porque si invirtieron en un buen corte de carne lo menos que pueden hacer es acompañarlo con un vino que no se quede atrás.
    Una alternativa al horno es cocinar la carne a la cacerola, sumergiéndola hasta la mitad en una salsa de tomate y cada 15 min darla vuelta para que absorba el jugo.

Deja un comentario