Recetas simples y deliciosas Rotating Header Image

Berlinesas

RegularBuenaMuy BuenaExcelenteEspectacular! (19 votos, promedio: 4,32 de 5)
berlinesas
Dificultad : Fácil
Ocasión : Cotidiana
Época : Todo el año
Preparación : 30 min aprox.
Compartir/Guardar

Día de lluvia…Están los que les gusta dormir, sintiendo caer las gotas sobre los techos de chapa, otros leer o mirar televisión. A cada uno le inspira algo distinto.
En mi caso caen dos gotas y me refugio en la cocina porque ya tengo mis “clientes” de las torta fritas. Pero también me gusta trabajar con levadura porque al tener la casa cerrada hay más calorcito y la levadura fermenta más rápido.
En este caso, como había comprado mucho dulce de leche, se me ocurrió hacer estas berlinesas, que aquí en Argentina son muy conocidas con otro nombre.
Quise variar un poco ya que hace tiempo no las hacía y tuvieron gran éxito entre mis vecinos, ya que todos “ligaron”.

Ingredientes

  • 500 g de harina
  • 30 g de levadura
  • 80 cc de leche
  • 100 g de azúcar
  • 120 g de manteca
  • 2 huevos
  • 2 cdas de miel
  • ralladura de limón c/n

Preparación

  1. En un bol colocamos la levadura, la leche tibia, dos cucharadas de azúcar y dos de harina. Batiendo con un tenedor unimos bien todo. Espolvoreamos con harina, cubrimos y dejamos reposar 10 minutos.
  2. Pasado ese tiempo le agregamos la manteca pomada, el resto del azúcar, ralladura, miel, huevos y vamos uniendo todo con la mano, así le vamos transmitiendo el calor. Incorporamos la harina de a poco hasta formar una masa tierna, suave. La llevamos a la mesa y amasamos 10 minutos tratando de no agregar tanta harina.
  3. Cubrimos y dejamos en lugar cálido hasta que duplique su volumen. Desgasificamos y cortamos porciones.
  4. Con la palma de la mano hacemos rodar sobre la mesa hasta darle forma esférica.
  5. Si queremos ponerle dulce de membrillo, hacemos un hueco o aplastamos la masa (ver foto), colocamos el trocito de dulce, luego cerramos bien para que este no se escape y volvemos a redondear.
  6. Colocamos en una placa espolvoreada con harina y dejamos leudar hasta que duplique su volumen.
  7. Cocinamos en grasa o aceite bien caliente, haciéndolos girar para que su cocción sea pareja.
  8. Una vez cocidos retiramos, colocamos en un recipiente con azúcar y las hacemos girar para que esta se pegue en su superficie.
  9. Una vez fríos se pueden consumir así, o si nos gusta, podemos hacer un corte en un sector y colocamos dulce de leche o crema pastelera.

Deja un comentario